Este sitio web utiliza cookies, además de servir para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar su experiencia de como usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies pulsando aquí.
Entendido
|
Registro | Acceso | Síguenos en | Boletín diario | Buscar
Iniciar búsqueda
Cerrar
Entrevista

Dr. JOSÉ LUIS BALLESCÁ LAGARDA  

Autores:




Ginecólogo (Facultad de Medicina de Barcelona)   



Profesor Asociado de Ginecología de la Facultad de Barcelona (1978-89)



Consultor de la Unidad de Reproducción Humana y Responsable de la Unidad de Andrología Reproductiva del Instituto de Ginecología, Obstetricia y Neonatología del Hospital Universitario Clínic de Barcelona.



Formación en el extranjero:

- Dpto. de Obst. y Ginecología del Nuffield Hospital (Oxford, 1977)

- Dpto de Fisiología de la Reproducción del Karolinska Institutet (Estocolmo,         1978)

- Unidad de Reproducción del Hospital Universitario Gasthuisberg (Lovaina,     1985)



Publicaciones:

-  Autor o colaborador en 108 publicaciones, 49 de ellas en el ámbito internacional



Miembro de Sociedades Científicas:

- Asociación Iberoamericana de Sociedades de Andrología (ANDRO):  

? Miembro Fundador

? Presidente (2004-06)

- Asociación Española de Andrología (ASESA):

? Miembro Fundador

? Presidente (2001-05)

? Tesorero (1997-2001)

? Vicesecretario (1993-97)

? Miembro de Honor (desde 2006)

- Sociedad Española de Fertilidad (SEF):

? Vocal de la Junta Directiva (2000-01)

? Miembro de la Comisión de Ética y Buena Praxis

 



Otros Méritos Académicos:

- Presidente del Comité Científico del IX Congreso Nacional de la Asociación Española de Andrología (Oviedo, 1999)

- Presidente del Comité Organizador del 9º Congreso Internacional de Andrología, del XIV Congreso de la Asociación Española de Andrología, de la XI Jornada Ibérica de Andrología y del IV Encuentro Iberoamericano de Andrología (Barcelona, 2009)

- Miembro del Comité Científico del V Encuentro Iberoamericano de Andrología (Buenos Aires 2012; México 2014)



 



Entrevista


Buenas tardes, José Luis. Ante todo, quiero agradecerte que permitas que la Revista     Iberoamericana de Fertilidad te haga algunas preguntas que permitan que sus lectores no solo te conozcan mejor sino que comprendan las razones que han conducido a un destacado profesional del campo de la reproducción humana de nuestro país a desarrollar tu trayectoria profesional.

Introduciendo Josep Lluis Ballescá en Google hemos encontrado una serie de entradas que hacen referencia a tu actividad profesional como ginecólogo, como andrólogo, a tu participación en un curso máster universitario en medicina y genética reproductivas, a tu participación en la redacción del código ético de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), ...

 



Sabemos, esto es público que tu formación ha pasado por Oxford, Estocolmo y Lovaina, entre otros lugares pero nos interesa que nos expliques tus intereses, los objetivos, las razones, los logros,



Durante mis estudios de especialización en el Hospital Clínic de Barcelona, me interesé especialmente por la reproducción y observé una muy importante laguna, la dificultad diagnóstica de los factores masculinos, ya que existía un evidente vacio al respecto, careciendo incluso de los medios básicos para su detección, es decir, de una buena valoración seminal, por ello me puse como objetivo el lograr adquirir los conocimientos que permitieran como mínimo el estudio básico de la esterilidad masculina



Vayamos al principio.

Te licenciaste en Medicina en Barcelona. Desde entonces ha pasado tiempo. ¿Cuáles fueron las razones para especializarte en Ginecología?



Probablemente la influencia más importante fue la docencia que recibí durante mis estudios de licenciatura. Inicie mis estudios con la idea de orientarme hacia la medicina interna, siguiendo los pasos de mi padre, que fue y es un referente modélico, tanto a nivel profesional como humano, pero al profundizar en los conocimientos de la ginecología, descubrí un gran interés hacia la misma, especialmente fascinado por la potencial capacidad de una pareja de crear una nueva vida y de la mujer en conseguir llevar a cabo ese “milagro" .

Probablemente un factor que reforzó mi interés por la medicina reproductiva fue el descubrir la inmensa felicidad que me produjo el nacimiento de mis hijas, jamás hasta entonces había podido imaginar que sería tan gratificante la paternidad, por otro lado la suerte de mi formación obstétrica me permitió asistir el parto de ambas.



¿Cuál era el horizonte habitual de un ginecólogo en esa época?



Probablemente entre los jóvenes especialistas había un notable interés por la obstetricia, a fin de vitar el sufrimiento fetal con sus nefastas consecuencias, mediante las monitorizaciones del trabajo de parto y los controles de las microtomas fetales. También había un creciente interés por minimizar el dolor del parto, mediante el recurso a eficaces analgesias y anestesias, pudenda, caudal, etc, hasta la irrupción de la epidural.



Puede suponerse que te decantaste por la medicina reproductiva. ¿Fue así, para más tarde interesarte por la andrología o esta última te atrajo desde el principio? En otras palabras: ¿iniciaste tu andadura profesional como ginecólogo interesado en la reproducción y sus problemas o directamente te interesaron los aspectos masculinos de la reproducción?



Como muy bien intuyes, mi interés inicial era exclusivamente por la medicina reproductiva, pero para poder realizarla con un mínimo de posibles garantías de eficacia era imprescindible el conseguir un estudio etiológico de sus causas, por tanto debía también estudiarse al varón, es decir el factor masculino, casi siempre ignorado en esa época.



¿Cuáles fueron las razones de esa trayectoria?



En el mencionado estudio del varón era imprescindible un laboratorio que permitiera la valoración seminal, en aquel momento existían muy pocos laboratorios que realizaran seminogramas y en nuestro hospital no se realizaban.

Por otro lado cuando algún paciente acudía con un estudio realizado y que evidenciaba una alteración, aparecía una dificultad añadida ya que nadie estaba realmente interesado en su estudio, afortunadamente un urólogo el Dr. Ignacio Órsola se ofreció de forma voluntaria y desinteresada a visitar a estos pacientes, lo que hacía una o dos veces al mes a última hora de la mañana, siendo él quien me inició en los estudios del varón estéril



¿Quiénes fueron tus mentores?



Sin duda un referente constante en mi trayectoria profesional fue mi padre, que aunque era de otra especialidad, su dedicación y sus cualidades humanas han sido siempre un ejemplo inmejorable. Cuando me inicié en la especialidad, tuve la fortuna de tener un adjunto jefe de guardia, exigente, estudioso y generoso, el Dr. Ignacio Burzaco del que aprendí no tan solo conocimientos básicos de la especialidad, si no que me orientó y ayudó de forma muy decisiva en mi formación. También le estoy muy agradecido al Prof. Juan Antonio Vanrell, que desde mis inicios siempre depositó su confianza en mí y prestó su ayuda.

Sin duda también han sido muy importantes algunos compañeros como el Prof. Joan Balasch, que realizamos juntos la carrera y después compartimos nuestro interés por el área de la medicina reproductiva, siendo un indiscutible referente en la esterilidad de nuestro país. También le estoy enormemente agradecido a mi buen amigo el Dr. Bienvenido Puerto, uno de los más destacados ecografistas ginecológicos del país y dotado de una bondadosa humilde inteligencia que es una fuente constante de aprendizaje.

En el terreno andrológico tuve la gran suerte de asistir al primer congreso de mundial andrología, que se celebró en Barcelona y que sería la semilla que más tarde originaría lo que hoy es la ISA (Sociedad Intencional de Andrología), allí conocí a dos grandes andrólogos el Dr. S. Marina, creador del primer banco de semen en nuestro país, que siempre me ha honrado con su amistad y a un gran maestro Dr. JM Pomerol Serra, Jefe de Andrología de la Fundación Puigvert, primer centro pionero de la especialidad en el mundo, que a pesar de mi juventud e inexperiencia, siempre me dispensó un trato amigable y cuyo entrañable recuerdo este lleno de agradecimiento

Finalmente, la llegada a nuestro hospital del entonces un joven y entusiasta investigador, que actualmente el Prof. R. Oliva, referente mundial en la investigación proteómica espermática, me ha ayudado a descubrir nuevos aspectos básicos de la especialidad, lo que me obliga a un reconocido y sincero agradecimiento.

...

Oxford, Estocolmo, Lovaina ... ¿Qué importó de esos lugares un español de la época?



Cuando fui a Oxford aun no tenía totalmente definida mi orientación dentro de la especialidad, no así en mis posteriores estancias. A Estocolmo ya fui a la unidad de andrología y con el Dr. R. Eliason aprendí el estudio seminal y el estudio del varón con dificultades reproductivas. En Lovaina, en el servicio del Prof. I. Brossens aprendí técnicas de inseminación

 



Si volvieras a empezar, ¿volverías a emigrar?



Sin ninguna duda, las estancias formativas aportan una gran riqueza, no tan solo profesionales, sino que también a nivel personal

...

¿Llevaste a cabo tus estudios en el extranjero pensando en volver o en algún momento pensaste en echar raíces en alguno de esos lugares?



Siempre fueron estancias programadas en el tiempo, por tanto con “caducidad”. En lo referente a la posibilidad de prolongar probablemente Suecia fue una experiencia muy impactante, por las grandes diferencias tanto sociales, climáticas y sin duda en el sistema hospitalario.

...

Hoy en día muchos jóvenes están marchando al extranjero, aunque quizá por otras razones. Visto lo visto, ¿crees que vale la pena volver? Al margen de aspectos claramente personales que pudieran existir, a tu modo de ver, existen buenas razones para hacerlo?



...La lamentable situación actual no es más que el fruto de la problemática económico-social que actualmente tenemos, por tanto muchos de los jóvenes que actualmente marchan no lo hacen por un proyecto de estudio o aprendizaje de una nueva tecnología, sino por supervivencia, esto siempre es doloroso y probablemente crea menos vínculos emocionales para el posible regreso, por otro lado, sin duda uno acaba identificándose con el lugar que le acoge, reconoce y permite su desarrollo, todo ello puede complicar el regreso.



Tienes una amplia trayectoria en el Grupo de Ética y Buena Práctica Clínica. ¿Cómo valorarías este aspecto en la medicina reproductiva actual?



Sin duda el pertenecer a éste Grupo me ha aportado una gran satisfacción, es tremendamente enriquecedor el poder escuchar diversas opiniones sobre situaciones complejas que surgen en el día a día de nuestra profesión. En nuestro Grupo se están integrando destacados expertos de diversas áreas lo que supone una aportación de visiones imprescindible a fin de poder lograr  los ambiciosos objetivos que nos hemos fijado. Creo que la complejidad actual de la medicina reproductiva, con sus continuos avances y ante las nuevas exigencias sociales, hace cada vez más imprescindible la existencia de éste Grupo.

...

Hay algunos aspectos que pueden plantear dudas al los equipos de trabajo, como la ROPA, los bancos de ovocitos y el útero de alquiler. ¿Qué te parecen esos procedimientos desde el punto de vista de la ética? ¿Consideras que caminamos en la buena dirección?



Sin duda los cambios en nuestra sociedad exigen nuevos replanteamientos. En mi opinión deben ponerse sobre la mesa y analizar en profundidad ambas demandas. En mi opinión personal, debería modificarse la legislación a fin de evitar dar el mismo trato al ovocito que al embrión y que fuera reconocido como lo que es, un gameto y que por tanto fuera legislado como el espermatozoide, con una meditada y eficaz legislación no veo inconveniente alguno a los bancos de ovocitos, eso sí sin olvidar que es absolutamente imprescindible  la creación del registro nacional de donante. Referente a la subrogación uterina, creo que el tema es complejo, pero que debe darse alguna solución a la justa demanda de maternidad a un colectivo de pacientes candidatas a esta indicación, por lo que en mi opinión debe estudiarse en profundidad a fin de legislar esta compleja técnica de reproducción.  

...

No deja de resultar curioso que un ginecólogo haya presidido la Asociación Española de Andrología. ¿Cómo te sentiste esos años? ¿Cómo se sentían los urólogos? ¿Había más ginecólogos en ASESA en esa época?



Siempre he defendido que la andrología, como cualquier otra disciplina, debe ser realizada por aquel que sea capaz, sin duda mi visión como ginecólogo del problema reproductivo, me ayuda a afrontar la situación con una visión de pareja que me es de gran utilidad.

Como ocurre siempre, los inicios fueron algo más complejos y no faltaron en alguna ocasión comentarios jocosos, pero mi interés y constancia me ayudaron a supéralos sin grandes dificultades y creo que en poco tiempo logre la confianza, el reconocimiento  y el respeto por y hacia mi trabajo.

Mi  relación con los urólogos ha sido siempre excelente y tengo la suerte de tener muy buenos amigos en esta especialidad, esto sin duda fue decisivo para llegar a la presidencia de ASESA. Siempre me he sentido muy vinculado con ASESA, desde su creación en la que ya colaboré como Socio Fundador, para posteriormente ocupar diversos cargos en las Juntas Directivas hasta que finalmente fui votado como presidente. Una de las mayores riquezas de ASESA, a la que nunca debe renunciar, es la de estar integrada por miembros de muy diversas especialidades, urólogos, ginecólogos, endocrinólogos, médicos de familia, biólogos, sexólogos, patólogos, fisiólogos, geneticitas, etc.., todos ellos tienen un nexo común su interés por la medicina sexual y reproductiva del varón. Probablemente existan pocas sociedades médicas con esta rica amalgama de conocimientos.

...

¿Ha colmado tus expectativas iniciales la medicina reproductiva?



Totalmente, como es normal los principios no fueron fáciles, pero ahora al mirar atrás me siento muy satisfecho y agradecido a la andrología.

...

¿Qué aconsejarías a un joven que termina sus estudios en la facultad y se interesa por la andrología?



Le animaría y le diría que tiene un horizonte amplio y muy gratificante.

...

¿Quieres añadir algo?



Agradeceros esta deferencia hacia nuestra especialidad a través de mi persona como embajador de la misma en el campo de la ginecología



 



 


Comparte la noticia
Revista Iberoamericana de Fertilidad y Reproducción Humana
-

Una publicación de Editorial Médica

C/Lorenzo González, 2 - 1º Dcha 28017 Madrid