Edición actual: Enero-Marzo 2014 ok - Volumen 31 - Nº 1
 ISSN 1695-3703
Acceso usuarios registrados
-
¿Ha olvidado su contraseña?
-
Regístrese
  
Revista indexada en:
IBECS (Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud del Instituto de Salud Carlos III)
MEDES (Medicina en español)

Entrevista

Dra. ANNA VEIGA PhD.

Curriculum Vitae

Nacida en Barcelona en 1956.
Licenciada en Biología. Universidat Autònoma de Barcelona (UAB).
Dra. en Biología (Cum Laude) UAB ( 1991).



Directora Científica del Servei de Medicina de la Reproducció  del Departament de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitari Quirón-Dexeus (desde 2005). Directora del Area de Biologia del Servei de Medicina de la Reproducció del Hospital Universitari Quirón Dexeus (1982-2005)

Fundadora y Presidenta de la Asociación Española para el estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) (1993 – 2003)

Fundadora y Coordinadora del Master en Biología de la Reproducción y Técnicas de Reproducción Asistida del Servei de Medicina de la Reproducción del Institut Universitari Dexeus junto con el Departamento de Biología Celular y Fisiología de la Universitat Autònoma de Barcelona (desde 1998).

Miembro de la Comisión Ejecutiva de ALPHA Scientists in Reproductive Medicine (1998-2002).

Coordinadora científica del Proyecto Europeo “Registro Europeo de Células Madre (EU hESCreg)” (desde 2005-2009)

Directora del Banco de Líneas Celulares de Barcelona. Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona CMR[B] (desde 2005). Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona.

Profesora Asociada de la Facultat de Ciències Experimentals i de la Salut de la Universidad Pompeu Fabra (desde 2002)

Presidenta de la “European Society for Human Reproduction and Embryology”. (2011-2013)

Past Chairman “European Society for Human Reproduction and Embryology”.(2013-2015)

Ha recibido la Creu Sant Jordi 2004 (Generalitat de Catalunya), la Medalla Narcís Monturiol al mérito Científico y Tecnológico, 2005 (Departament d’Universitats Recerca i Societat de la Informació, DURSI), el Premi Nacional de Cultura Científica, 2006 (Generalitat de Catalunya) y la Medalla Josep Trueta al mèrit sanitari, 2012. Miembro Honorífico del Institut Medicofarmacèutic de Catalunya (2013) y ha recibido la Medalla de Honor del Parlament, categoría de oro (2013).

Áreas de interés: Embriología Clínica, Genética de la Reproducción. Células Madre pluripotentes, derivación y optimización de condiciones de cultivo. Derivación en condiciones GMP. Bioética e Investigación y Terapía Celular.

ENTREVISTA

Buenos días, Anna. Si no estoy mal informado te licenciaste en ciencias biológicas en los 70 y, más tarde, te doctoraste en los 90. Para entonces, tu nombre era conocido en toda España por haber colaborado al nacimiento de Anna Victoria en 1984, primer nacimiento in vitro en nuestro país. En la actualidad, al parecer, has cambiado el trabajo asistencial por la investigación en medicina regenerativa, la docencia universitaria y la gestión en organismos de tanta relevancia como la ESHRE.
Toda esta trayectoria profesional merece un lugar de honor en esta nueva sección de nuestra Revista, que pretende dar a conocer al resto de profesionales del sector a la persona que ha sido capaz de desarrollar tan apasionantes actividades.

La REVISTA IBEROAMERICANA DE FERTILIDAD te agradece que hayas aceptado dedicar un tiempo a contestar a unas cuantas preguntas en esta entrevista que, lamentablemente, por problemas técnicos, no puede ser dialogada.
¿Puedes describir tu actividad profesional actual? ¿Cómo se reparten tu interés y tu tiempo?
Actualmente reparto mi tiempo entre el Servicio de Medicina de la Reproducción del Hospital Universitario Quiron Dexeus y el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona. Mi interés sigue centrado en la biología de la reproducción y mas recientemente en la investigación con células madre pluripotentes.
 Recuerdo los primeros tiempos de la medicina reproductiva en España. En las reuniones cabíamos todos en un vestíbulo. Cuando empezamos a trabajar en mi hospital en Dexeus ya habían nacido muchos niños y todos mirábamos hacia vosotros. ¿Cómo recuerdas vuestros primeros tiempos? ¿Cómo vivisteis vuestro liderazgo?
Fue un época muy intensa desde todos los puntos de vista. Dedicamos todo nuestro esfuerzo para poner a punto una técnica que ya se desarrollaba con éxito en otros países y que confiábamos que también funcionara en nuestras manos, como así fue. Estábamos abriendo camino y ahora se nos hace evidente que fuimos verdaderos pioneros. Es un orgullo haber sido parte de ese proyecto.

¿Cómo describirías el trabajo de aquella época? ¿Cuántos erais en el equipo?
Cuando empezamos a trabajar en FIV éramos un grupo pequeño, con Pedro Barri  y Gloria Calderón y entre los tres, con el apoyo de nuestros compañeros de Departamento, supimos arrancar el programa de FIV en Dexeus y conseguir los primeros nacimientos.

¿Quién o quiénes y qué razones te llevaron a dedicar tu trabajo a la reproducción asistida?
Me interesaba la genética y la biología celular y cayó en mis manos al poco tiempo de terminar la carrera una revista en la  que entrevistaban a Pedro Barri. Allí hablaba de las primeras inseminaciones artificiales que ya se estaban llevando a cabo en Dexeus. Conseguí que me recibiera y que considerara la posibilidad de incorporar a una bióloga novata en su equipo…

¿Dónde y con quién o quienes hiciste tu aprendizaje?
Tuvimos la posibilidad de aprender de colegas en Montpellier y en Viena. Tanto Bernard Hedon como Wilfreid Feichtinger  nos abrieron las puertas de sus centros y fue allí donde aprendí lo esencial para ponernos en marcha en Barcelona.

¿A quién y por qué consideras tu maestro o maestra?
Yo diría que he tenido dos maestros, uno en el área más clínica, Pedro Barri,  que me introdujo en el área de la fertilidad y la reproducción asistida y con quien he compartido mi vida profesional desde los inicios hasta ahora y otro más en la vertiente científica, Josep Egozcue, que me apoyó, me guió en la vertiente más académica y de investigación. Los dos han sido pilares en mi trayectoria profesional.

La medicina reproductiva ha cambiado mucho con el tiempo. Quizás se ha perdido el contacto personal con las parejas-pacientes y las gestaciones evolutivas han perdido el carácter de “acontecimientos” al aumentar su frecuencia. ¿Echas de menos algún aspecto de aquellos tiempos?
En las primeras épocas teníamos un contacto muy estrecho con las parejas que tratábamos y conservo relaciones de amistad entrañables de ese periodo. Con el aumento de la actividad irremediablemente se pierden esos lazos que establecíamos en los inicios pero no debemos olvidar nunca que detrás de un tratamiento de reproducción asistida hay una pareja que desea un embarazo y que nosotros debemos ayudarles a conseguirlo.

En la actualidad, después de la puesta en función de un elevado número de centros,  la reproducción asistida parece haberse comercializado bastante y la relación entre algunos de esos centros parece haberse degradado un tanto. ¿Cómo ves el futuro?
Es evidente que el escenario ha cambiado mucho pero confío en que el futuro nos permita ofrecer tratamientos  más personalizados y más seguros, tanto para los futuros padres como para los niños que han de nacer.

Una vida profesional intensa y dilatada como la tuya debe haber dado lugar a numerosas vivencias interesantes y a no pocas anécdotas. ¿Podrías relatar alguna de ellas?
El punto álgido de mi carrera profesional fue el nacimiento de Victoria Anna. Fue realmente un momento excepcional. No olvidaré las lágrimas de Pedro Barri en el quirófano donde Josep  María Carrera realizó la cesárea. Un quirófano lleno a rebosar de profesionales ansiosos por verla! Fue realmente emocionante. Gloria y yo subidas a una banqueta para poder ver de cerca el resultado de nuestro trabajo y vivir en primera persona ese momento.

¿Qué piensas del tratamiento reproductivo de las personas sin pareja? ¿Y de las personas homosexuales y transexuales?
Para mi lo esencial es pensar en el bebé  que puede llegar a nacer. Una mujer sin pareja masculina, sola  o en pareja puede proporcionar a su hijo lo que necesita para desarrollarse y tener una vida feliz. Lo mismo puede darse con una pareja homosexual masculina. Los modelos de familia han cambiado y la RA ha contribuido a ello.
El bienestar del niño que va a nacer es lo que debe primar sobre cualquier otra consideración.

¿En algún momento el trabajo en reproducción humana te ha supuesto algún tipo de conflicto moral, ético, religioso o legal?
Por suerte tenemos un marco legal que nos permite trabajar con tranquilidad. Es evidente que nuestra actividad plantea cuestiones éticas que debemos analizar en profundidad como cualquier tema que trata con el inicio o el final de la vida. Hay que detenerse y poner sobre la balanza los pros y los contras de las nuevas situaciones para establecer hasta donde hay que llegar. La RA ofrece posibilidades técnicas que rompen los moldes establecidos y es la sociedad en conjunto la que debe decidir que se debe o no hacer.

¿Está siendo el desarrollo de la medicina regenerativa el esperado hace unos años?
La investigación en medicina regenerativa ha permito avanzar enormemente el  conocimiento en este área y está permitiendo un nuevo enfoque en esta disciplina que cambiara los futuros tratamientos.

¿Hasta qué punto ha sido importante la célula troncal de origen embrionario en el conjunto de la medicina regenerativa?
Las células madre embrionarias son el punto de partida de la investigación que se está haciendo en células madre pluripotentes.

Supongo que llegan a ti frecuentes solicitudes de trabajo. ¿Es, en general, buena la formación de los solicitantes? ¿Echas sistemáticamente de menos algún aspecto en su formación?
La formación que se imparte en las universidades ha mejorado mucho en los últimos años.
Los aspectos prácticos son los que mas faltan en la formación de los estudiantes a pesar de que se va incorporando poco a poco en las carreras de Biomedicina

¿Qué cualidades te decidirían a aceptar la colaboración de alguien que busca trabajar en un laboratorio de biología reproductiva?
El conocimiento de base, la curiosidad por un ámbito que tiene mucho de mágico!

Tradicionalmente, la formación de un científico ha implicado acudir a centros de países como USA o Inglaterra. ¿Crees que sigue siendo necesario? ¿Crees que nuestro país está a la altura necesaria?
En estos momentos un estudiante puede recibir una formación excelente en nuestro país. De todas formas, conocer la práctica de otros países es siempre enriquecedora.

Un consejo para un/a recién licenciado/a en ciencias biológicas interesado/a por la reproducción.
Es esencial completar la formación específica que se requiere para trabajar en este campo, como  en cualquier otro. Hoy en día eso es posible y permite que los profesionales  lleguen a sus puestos de trabajo con suficiente conocimiento.

 ¿Quieres añadir algo?
Muchas gracias por la entrevista!

 




(Ver referencias bibliográficas)
Enviar comentario sobre el artículo

 
Búsqueda rápida

Palabra clave:



Ir a búsqueda avanzada

Ud. no ha realizado aún ninguna búsqueda rápida
 
Bibliografía
 

Acuerdo legal y condiciones de uso